Noticias

Volver a Noticias

Franquicias en el extranjero

Franquicias en el extranjero

Franquicias en el extranjero: claves para cruzar fronteras

A la hora de abrir una franquicia, la mayoría de los emprendedores suelen optar por hacerlo en su ciudad o en localidades próximas a su lugar de residencia. Pero hay muchos que prefieren saltar el charco y probar suerte en otros países. Si te estás planteando abrir franquicias en el extranjero, aquí te damos las claves para cruzar fronteras.
La apertura de fronteras y la libre circulación han hecho que, de un tiempo a esta parte, sea cada vez más común y frecuente la migración voluntaria de personas. Gente que decide disfrutar del placer de viajar y conocer otras culturas estableciendo su lugar de residencia en latitudes lejanas y distantes a su lugar de origen. Y es que parece como si quisiéramos volver a nuestras raíces, a ese pasado nómada de los humanos más primitivos que vagaban sin asentarse definitivamente en ningún territorio. Personas de ninguna parte, ciudadanos del mundo.
En esa aventura de cruzar fronteras, los aspectos a tener en cuenta son muchos. Hay que conocer en profundidad el territorio en el que vamos a asentarnos, su historia, sus costumbres, sus leyes… Es la primera regla para que nuestra integración sea plena y satisfactoria.
Muchos deciden probar suerte en otros países empujados por la situación laboral. Aquí se enmarca lo que en los últimos años se ha denominado como “fuga de cerebros”: jóvenes altamente cualificados que no encuentran oportunidades en sus países de origen y terminan yéndose a otros donde les ofrecen puestos de trabajo a la altura de su preparación académica.
Pero también hay que hablar de otras dos figuras. Por un lado, todos esos empresarios que, una vez afianzan su franquicia en territorio nacional, deciden dar el salto y cruzar el charco, para expandirse a nivel mundial. Por otro, todos esos emprendedores que deciden probar suerte en otros mercados de la mano de una enseña con un buen recorrido a sus espaldas.

A tener en cuenta para abrir franquicias en el extranjero

Lo primero a la hora de lanzarse a la aventura de cruzar fronteras es elegir el destino que más se ajuste a nuestra idea o modelo de negocio. El futuro franquiciado debe tener en cuenta toda una serie de parámetros, como la legislación vigente, las peculiaridades mercantiles y las regulaciones específicas en el país en el que se quiere a establecer o la manera de desenvolverse en esa cultura local, pues habrá de adaptar a la misma los productos y servicios de la franquicia sin modificar su concepto de negocio y conservando las fórmulas que la han llevado al éxito.
También es importante conocer cuál es la demanda del producto o servicio que queremos vender en ese nuevo mercado, evaluando la viabilidad real del proyecto para saber si hay suficientes clientes potenciales.  Y no olvidar tampoco que el contrato se tiene que adaptar a los estándares locales, en función del nivel de vida del país en cuestión.
En cuanto a la elección de la empresa franquiciadora con la que emprender un negocio, hay que tener en cuenta que es muy importante que tenga madurez a nivel nacional y experiencia probada a nivel internacional, de tal manera que pueda cubrir las necesidades del franquiciado y resolver cualquier duda o problemática futura.

¿Internacionalización? Master Franquicia

Para poner en marcha franquicias internacionales, un modelo muy común y con muy buenos resultados es el de Master Franquicia. Consiste en un sistema jerarquizado, en el que la firma da al franquiciado el derecho para operar en un territorio concreto, en el que éste puede conceder subfranquicias a otros franquiciados.
El master franquiciado se convierte así en una especie de intermediario de la central, ofreciendo a los subfranquiciados formación, soporte y demás ayuda de interés, a cambio del canon de entrada y de los correspondientes royalties. Así se pueden crear redes de franquicias en diversos países y territorios, asegurando la expansión de la enseña y apuntalando su consolidación mundial.

Restalia, garantía de éxito a nivel internacional

La expansión internacional de Restalia es cada vez más fuerte. Con su principal enseña, 100 Montaditos, el grupo sigue creciendo en el extranjero a una velocidad de vértigo. En la actualidad opera en España, Portugal, Italia, Estados Unidos, México, Colombia, Guatemala, Chile y Costa Rica, contando con más de 600 locales.
América Latina se está convirtiendo en uno de los principales pilares para Restalia, tras abrir el pasado mes de noviembre 6 nuevos restaurantes de 100 Montaditos en Costa Rica, Guatemala, México y Colombia. Además, bajo el régimen de Master Franquicia, cuenta con 8 restaurantes en México, 3 en Colombia, 2 en Chile y 3 en Guatemala.
Un éxito que conforma las claves para cruzar fronteras con Restalia, convirtiendo al grupo en una de las mejores opciones para quienes quieren abrir franquicias en el extranjero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.