Noticias

Volver a Noticias

La historia de 100 Montaditos y de Restalia, desde el principio. Capítulo 2.

enseña de restauración

La historia de la enseña de restauración: 100 montaditos

Para contar la historia de Grupo Restalia debemos contar la de 100 montaditos, su enseña de restauración por excelencia.

100 Montaditos, la enseña de restauración, nació con estrella. Y José María Fernández-Capitán, su fundador, tuvo visión de negocio para adaptarse rápidamente al mercado. Tras el éxito que cosechó con el primer local en el centro comercial de la playa de Islantilla, en Huelva, y la primera franquicia en Mérida, había que dar nuevos pasos para hacer crecer la marca. A partir de entonces, 100 Montaditos llevaría a Sevilla por bandera y posicionaría a la ciudad como la capital mundial de la tapa.
Montadito y cerveza era una fórmula que estaba arrasando en varias ciudades de la mitad sur de España, por lo que Fernández Capitán planteó su siguiente hito: aterrizar en Madrid. Y fue un vini, vidi, vinci. El primer local abrió en 2003 en el centro comercial Nassica de Getafe.
Madrid se convirtió en el escaparate ideal para 100 Montaditos y el lugar perfecto desde el que proyectar su poderoso atractivo tanto para posibles franquiciados como para el público en general. Fue entonces cuando el modelo de negocio comenzó su mayor época de crecimiento, de la mano de la explosión de los centros comerciales en España.
Un año después de la apertura del restaurante del centro comercial Nassica, se fundó Restalia como la empresa holding del grupo, un hecho que refleja la clara vocación internacional de Fernández-Capitán. Mientras la marca creció con más y más locales, el holding hizo lo propio con más y más empleados.
La expansión en centros comerciales se quedó pequeña para todo el potencial de la enseña de restauración 100 Montaditos. De ahí que, en 2006, la marca comenzara su crecimiento fuera de ellos. Éste es uno de los hitos más importantes de aquellos años, ya que ante Fernández-Capitán se abrió todo un mundo. Si los centros comerciales son limitados, las calles, avenidas, plazas, paseos y bulevares de las ciudades aumentaron las posibilidades de expansión de la compañía. Con la presencia de los restaurantes a pie de calle, 100 Montaditos empezó a ser más visible y más reconocido por los clientes. El nivel de penetración se amplió enormemente.
La historia de la enseña de restauración 100 Montaditos y el triunfo del holding Restalia no acaba aquí. En 2008, 100 Montaditos lanzó Euromanía, una promoción que logró cambiar los hábitos de consumo de los españoles y convertir un miércoles en un sábado. La primera vez que Fernández-Capitán revolucionó el sector de la restauración en España fue con la creación del concepto y la segunda vez fue en plena crisis económica: consiguió que la marca se hiciera un hueco en la mente de los consumidores.
Con un presupuesto asequible y un precio cerrado, desde 2008 todos los españoles pudieron compartir un rato gastronómico y de ocio a mitad de semana. Los locales se llenaron porque todos querían disfrutar de Euromanía. Las terrazas repletas de personas disfrutando con amigos y familiares se convirtieron en la mejor publicidad de la marca. 100 Montaditos se convirtió así para muchos españoles en sinónimo de brindis, alegría y felicidad compartida. Restalia ya estaba preparada para revolucionar la restauración por tercera vez en su historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.