Noticias

Volver a Noticias

¿Cómo cortar el jamón de forma adecuada?

franquicias de hostelería

El jamón es un producto típico de la gastronomía española, capaz de deleitar a comensales tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Además, se trata de un alimento saludable, incluido en la dieta mediterránea. Sin embargo, cortarlo de forma adecuada no es una tarea sencilla, de hecho, esta acción es todo un arte. El cuchillo jamonero puede imponer respeto, pero el miedo no nos ayudará en nuestra labor. En nuestras franquicias de hostelería apostamos por este producto delicioso y nutritivo, por ello, te ayudamos a perfeccionar tu técnica de corte.
Evidentemente, no todos los jamones son iguales. El primer objetivo de la lista será escoger una buena pieza, no errar en nuestra elección. Queda claro que para gustos, los colores. Pero, para evitar  que el jamón no nos salga tan bueno como queremos, deberemos tener en cuenta las siguientes cuestiones.

  • Una caña de jamón estrecha y una pezuña, ligeramente, deformada son indicadores de que se trata de un jamón procedente de ejemplar saludable.
  • Las arrugas de la corteza, también son una buena pista, ya que se trata de la prueba de que la grasa se ha absorbido por completo, así que la pieza se ha curado adecuadamente.

Cuando ya tenemos el jamón, sólo tendremos que hacernos con los útiles más adecuados: un buen cuchillo y un jamonero. Desde Restalia, te contamos que lo más recomendable es colocar el jamón con la pezuña hacia abajo para cortarlo. De este modo, empezaremos la pieza por la parte más seca, dejando lo mejor para el final.
El cuchillo deberá estar bien afilado y deberemos cogerlo con suavidad y firmeza. Es importante no colocar la mano que nos queda libre en la trayectoria del corte para evitar un pequeño accidente. Lo primero que deberemos hacer es retirar la piel y la grasa superficial, parte que podemos guardar para colocar sobre el corte cuando terminemos. De este modo, evitaremos que la zona de corte se seque y pierda su gracia.
Cuando llegamos a la carne del jamón, sólo tendremos que apoyar el cuchillo ejerciendo presión y cortando las lonchas de arriba hacia abajo. Si no conseguimos cortar las lonchas completas, seguimos a partir del punto en el que se ha roto para evitar que la zona de corte quede escalonada.
Es posible que las primeras veces, las lonchas sean gruesas, pero la clave está en practicar hasta que salgan más finas. Finalmente, elegiremos una buena bebida para maridar y podremos disfrutar de un plato delicioso y saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.