Noticias

Volver a Noticias

6 costumbres gastronómicas que echarás de menos en el extranjero

Mejores franquicias de restauración

Las mejores franquicias de restauración llevan al extranjero la gastronomía española

La mejor solución para no echar de menos la gastronomía española es acudir a comer a una de las mejores franquicias de restauración, como pueden ser las del Grupo Restalia

No hay nada como salir de casa para valorar lo que tenemos. Cosas a las que estamos tan acostumbrados que olvidamos su verdadero valor. Podemos hacer la maleta y escapar de España para trabajar, estudiar o, simplemente, para conocer mundo. Sea como sea, no tardaremos en echar de menos algún producto o costumbre nacional y diremos aquello de “como en casa en ningún lado”. En tu periplo por tierras foráneas notarás la ausencia de tus familiares y amigos, pero otra cosa que echarás de menos, más pronto que tarde, será nuestra gastronomía. Para aliviar esa morriña, en algunos países podrás visitar alguna de nuestras mejores franquicias de restauración que trabajan para llevar la cultura gastronómica española a otros puntos del planeta.
No hace falta irse a un destino lejano para echar de menos lo nuestro, incluso estando al lado de casa notaremos la diferencia. Desde Restalia queremos hacer un repaso por aquellas costumbres que más extrañamos en el extranjero:

  1. El jamón: Una de las especialidades de la casa, estamos tan acostumbrados a este manjar que nos olvidamos que es un producto 100% nacional. En algunos países podremos encontrarlo en tiendas gourmet, pero seguramente, la cantidad y la calidad dejarán mucho que desear. Así que no olvides meter algún paquete de jamón envasado al vacío en tu maleta, a miles de kilómetros de distancia te sabrá aún mejor.
  2. La tortilla de patata: Otro producto típico de nuestra gastronomía de fama internacional a la altura de la paella, pero que no encontrarás fácilmente fuera de nuestros dominios, a no ser que allá donde vayas encuentres una de nuestras franquicias de restauración. A los extranjeros les encanta, si haces nuevos amigos en tu país de acogida no dudes en prepararla, triunfarás.
  3. El aceite de oliva: Este es uno de los mayores problemas que encontraremos a la hora de cocinar en el extranjero. Una vez más, se trata de un producto difícil de localizar y si lo encuentras su precio será elevado, por ello lo llaman el oro líquido. En la mayoría de los países utilizan mantequilla para sustituirlo. ¡Viva la dieta mediterránea!
  4. Salir de cañas: Algo tan sencillo como ir a tomar algo al salir de trabajar, puede no resultar tan fácil en el extranjero. Encontrar una terraza para desconectar de la rutina laboral y relajarse en buena compañía puede ser toda una quimera en otros países que no tienen esta costumbre.
  5. El tapeo: Cuantas veces salimos a tomar una caña y acabamos cenando a base de tapas, pedimos unas cuantas raciones para compartir y así, quitamos el gusanillo. Las tapas son una costumbre nacional muy valorada en el extranjero, pero que no encontrarás fuera de España.
  6. El vermú: Otro clásico. Los domingos son más llevaderos si nos levantamos tarde y quedamos con familiares y amigos para tomar un refrigerio y acabar comiendo tardísimo.

Si nos lees desde más allá de nuestras fronteras, puede que estes de acuerdo con nosotros. Pero, seguramente, se te ocurrirán muchas otras cosas, por eso te invitamos a que nos cuentes que es lo que más echas de menos en el extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.